Una isla repleta de vinos

Desde propuestas más clásicas a contemporáneas o novedosas, está claro que la isla cuenta con una materia prima importante a la hora de elaborar vino de calidad. A lo largo de nuestro territorio podemos encontrar diferentes denominaciones de origen. Donde se agrupan la mayoría de las bodegas, -o al menos las más conocidas- es la zona centro de la isla, cerca del municipio de Inca.

Dentro de la Denominación de Origen de Binissalem encontramos Jaume de Puntiró. Esta bodega se dedica a un tipo de producto ecológico, siendo una de las primeras de la isla que lo produce. Su Carmesí  o Porprat están considerados como uno de los vinos más modernos que se producen con uva ecológica en Mallorca.

Las Bodegas José Luis Ferrer son una de las más conocidas y tradicionales. Muy reconocida por sus tintos y sus blancos, encontramos sus vinos espumosos y de postres en casi todos los restaurantes de la isla. Son caldos de alta calidad pero a la vez aptos para cualquier paladar, como su Veritas blanco.

Otra de las bodegas que primero vienen a la mente es Macia Batle. Situadas en Santa María, están incluidas dentro de la Denominación de Origen de Binissalem. Sus caldos, tanto los blancos como los tintos, han obtenido diferentes reconocimientos internacionales, como es el caso del Blanc de Blanc, uno de sus productos estrella.

Las Bodegas Jaime Mesquida están situadas en Porreras y apuestan por agricultura biodinámica. Es decir: entienden el cultivo de la vid como un todo, evitando los pesticidas y los elementos tóxicos. Es un tipo de agricultura ecológica. Los vinos de esta bodega están situados entre los mejores y aparecen en diferentes guías internacionales.

dpmagazine-jaume-mesquida

Las Bodegas Vins Nadal Albaflor también forma parte de la Denominación de Origen Binissalem. Esta bodega es conocida por ofrecer visitas enológicas en verano, siendo una de las empresas mallorquinas que apuesta más fuerte por el llamado “enoturismo”.

Las Bodegas Binigrau son relativamente recientes, pero producen un vino de calidad muy apreciado por su calidad-precio. Detrás de los caldos se esconde una de las familias con mayor tradición, como es Macia-Batle.

dpmagazine-binigrau

Todas estas bodegas son las que forman a día de hoy una parte esencial de nuestro patrimonio gastronómico. Los caldos de la isla los que se producen gracias al clima y a la tierra de Mallorca. Es una buena manera de entender las particularidades de la isla a partir de sus productos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *