Exnovios, Un nuevo día

Tres adelantos nos han bastado para vaticinar que el nuevo disco de Exnovios promete ser uno de esos momentos bisagra en la carrera de una banda. Tras estos suculentos aperitivos, ya podemos por fin hincarle el diente al menú completo que nos han cocinado a fuego lento los pamplonicas y que nos sirven en bandeja los amigos de Munster Records. Decididamente, hoy es “Un Nuevo Día” para Exnovios.

No de todos los Exnovios se huye. De hecho, siempre es toda una alegría reencontrarse con estos.

Los de Pamplona están en un excelente estado de forma, como han demostrado hasta el momento los tres adelantos que hemos podido saborear de su nuevo LP, “Un Nuevo Día”, que nos llega hoy en vinilo y a plataformas digitales de la mano de todo un sello de calidad, Munster Records.

Primero fue “Luz, Espacio, Tiempo”, esa delicatessen sónica de teutón ritmo motorik para el que contaron además con una paisana ilustre como Oihana Herrera, de las también muy recomendables Melenas. Luego nos invitaron a pasar con ellos “Un Nuevo Día”, regalándonos de paso el tema que da título al álbum, un medio tiempo que irradia una contagiosa sensación de felicidad desde su primer acorde. Y hace tan solo unos días descubríamos otra de las gemas que esconde su nuevo larga duración: “Me Quieren Ver Morir”, otra canción de ritmo sinuoso a caballo entre los Doors más hipnóticos y los Stone Roses menos acelerados.

Con tan suculentos aperitivos, había especial interés en hincarle el diente a “Un Nuevo Día”, que Munster Records edita en precioso vinilo, disponible en este enlace, y que también se puede saborear ya en plataformas digitales.

Decíamos al principio de estas líneas que este tercer trabajo discográfico de los pamplonicas supondrá, sin duda, uno de esos momentos bisagra en la trayectoria de una banda. Algo también aplicable a los propios Exnovios: su música es un fantástico puente entre el pasado y el presente. Un viaje sonoro que se pasea por igual entre Los Saicos, The Byrds, Juan y Junior, Galaxie 500, Spiritualized y The Jesus and Mary Chain, sin desentonar un ápice en esa corriente de neopsicodelia que con tanta fuerza sopla últimamente.

Quién lo iba a decir a nuestra edad: empezar “Un Nuevo Día” con Exnovios y alegrarse tanto por ello.

Pop impuro y contundente, con fuzz y sonrisa de oreja a oreja, melodías increíblemente brillantes y un claro amor por hacer canciones redondas que transpira en cada nota, en una especie de abanico transgeneracional que abarca desde el pop clásico español de los 60 hasta el mejor rock-garage neo-psicodélico de los últimos veinte años.

“Como Juan y Junior con los Spacemen 3 de banda”, lo definen algunos. Otros lo llaman ‘reverbcore’, una querencia por los ecos extravagantes, expresionistas, que los emparenta con los más interesantes grupos de la escena alternativa mundial, de Best Coast a los Allah-Las… y encima en castellano.

En sus melodías y arreglos relucen los Smiths, los Byrds, Spiritualized, Los Saicos, The Brian Jonestown Massacre o The Jesus and Mary Chain, pero trasladados al universo del castellano se añade otra dimensión: letras de ensoñación y también de desarraigo, desengaño pero también euforia, que casan a la perfección con esos ácidos sonidos.

¿Cuál es el secreto? Sin duda las melodías. Siempre las melodías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *