Paredes inundadas de arte

En una casa, prácticamente todo lo que hay tiene un significado muy especial para la persona que la habita. No es de extrañar que artistas, comisarios y creativos inunden sus paredes con obras de arte. Es una expresión del estilo de vida característica de la influencia del día a día, del pasar del tiempo, de recuerdos.

A la hora de organizar espacios y elegir las piezas que serán visibles a modo de exposición forma parte del objetivo de este tipo de decoración. El interior de una vivienda obedece a los deseos expresos de su residente. Diferentes tipos, clásico, moderno, rústico, diáfano, con puertas sin puertas, minimalista, etc. Pero todas las casas disponen de paredes generosas para la colocación de obras de arte. Es por ello, que cada uno inunda las paredes con lo más apreciado. En este caso obras de arte contemporáneo que inundan las paredes.

Con tan solo un vistazo es fácil darse cuenta de los espacios seleccionados tienen un espíritu detrás poco convencional: un comisario de arte, Fernando Gómez de la Cuesta. Una Directora de Arte e Ilustradora, Jil Laura y su pareja el artista, Nicolás Laiz, un fotógrafo, Gori Vicens y una creativa, Elisa Reus. Estás viviendas aportan carácter y estilo. Sus paredes contribuyen una experiencia emocional tras cada una de las obras que allí se exponen. Cuadros, esculturas y fotografías de diferentes artistas.

El mismo espacio puede ser visto de manera diferente por cada uno de las personas, según experiencias y estilos. Los artistas viven a su modo, por eso no es de extrañar que la vivienda de Jil y Nicolás, en Arrecife, Lanzarote responda a una vivienda característica de su día a día. Los trabajos de Jil se inspiran en la naturaleza, el mundo étnico, tropicalismo oscuro y el cosmos también la vida en el mar a través del surf. Su pareja el artista Laiz  se inspira en la reflexión de diferentes conceptos como el paisaje, el exotismo y la construcción de la naturaleza como concepto cultural, social y económico, con estas premisas de vida y en este sentido sus paredes son diferentes de las que encontramos en la vivienda de Fernando Gómez de la Cuesta, comisario de exposiciones, paredes repletas de obra de artistas comisariados por él, un pupurri artístico polivalente que hacen de su espacio su lugar de trabajo y residencia.  Obras de Albert Pinya, Gori Vicens, Sebastiao Salgado, Newsha Tavakolia, Pep Bonet, Slim Aaron o Pozo Cruz, son algunas de las piezas que encontramos en el siguiente loft, piezas que comportan una multitud de argumentos y visiones enfrentadas entre sí; fotografías y pinturas, que sirven para poner algunas de las bases sobre las que se sostiene el interiorismo de hoy. Elisa mantiene obras de diferentes artistas, amigos y conocidos que comportan el paso de sus recuerdos, en una finca a las afueras del pueblo de Santanyi; Mallorca, usada como refugio de fin de semana.

Cada muestra pone de manifiesto cómo el diseño de los espacios de una vivienda se ve condicionado por personalidades del diseño individuales, pero también revela en qué medida las influencias procedentes del arte, la arquitectura o el diseño son también capaces de dejar huella.

Por Alou

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>