Museos, Galerías y artistas en busca de exhibirse.

Estamos viviendo una crisis sin precedentes que afecta a todos los ámbitos de nuestra vida. Son momentos difíciles para la cultura en general, para las artes en vivo, producción audiovisual o el negocio editorial en cualquiera de sus fases. Hay que reinventarse y no podemos doblegarnos. Mientras los mallorquines solicitamos ayudas en otras partes del mundo han encontrado un filón abundante en las exposiciones virtuales. Galeristas, artistas y museos estás teniendo éxito, incluso más ventas sin la capacidad de organizar exposiciones.

Muchas son las instituciones artísticas de medio mundo que han recurrido a internet viendo su potencial de mantenerse conectado con el público en general. Uno de los primeros museos en hacer una exposición virtual ha sido el Museo X con sede en Beijing que involucró al artista Pete Jiadong para crear una experiencia Online. Esta tendencia agudizada por la obligación del confinamiento, lleva ya tiempo gestinándose. Google Arts and Culture lleva años compilando visitas virtuales a museos de todo el mundo, Guggenheim, National Gallery, Museo Orsay de París y muchos otros.

Además de museos y galerías, han surgido también exposiciones de arte. Por ejemplo, en Italia, el curador Giada Pellicari lanzó #ArtistsinQuarantine, una iniciativa que combate la pausa económica en una región que ha visto uno de los períodos más largos de cierres de la pandemia. El artista mallorquín Albert Pinya, conjuntamente con diferentes artistas, invitados por Milano Art Guide han creado un nuevo proyecto The Colouring Book, una obra donde todo el mundo puede participar, descargar la obra y colorearla al gusto de cada uno. También en Mallorca la galería Luís XXI mantiene una exposición virtual de Rafa Forteza. El Guggenheim de Bilbao ha creado el #guggenheimbilbaolive y  una visita a la obra de Olafur Eliasson, en la vida real, una visita a puerta cerrada con Lucia Agirre

La crisis sanitaria ha paralizado la actividad económica de todos los sectores y de nuevo la cultura se enfrenta a otra pesadilla vivida en el año 2008, esta con menos opciones. En 2008 uno podía emigrar, en esta ocasión no podemos ni salir de casa. El arte en general, a efectos expositivos, es quién mejor lo tiene. Sin salir de casa uno puede enseñar lo que hace: conciertos, teatro, monólogos, exposiciones virtuales, etc. Son muchas las plataformas digitales que ofrecen a los artistas la posibilidad de dar a conocer su trabajo. El hagstag #MuseumFromHome ha estado circulando en las redes sociales desde que los gobiernos han aconsejado la cuarentena, y los museos tuitean las diferentes formas en que las personas en el hogar pueden ver sus obras.

En Nueva York, donde se han impuesto restricciones y donde la mayoría de las galerías están cerradas directamente o solo con cita previa, las comisarias Barbara Pollack y Anne Verhallen han creado una exposición online “How Can We Think of Art at a Time Like This?” con siete artistas y que cada semana van añadiendo más artistas.

Por Alou

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>